HIV – Conoce tu estado

“Conocé tu estado” es el lema de la campaña mundial contra el HIV, con el objetivo de aumentar el diagnóstico de las personas infectadas.

La OMS ha propuesto el objetivo 90-90-90 para el 2020, el cual implica lograr que el:

  • 90% de las personas con VIH conozcan su diagnóstico,
  • 90% de ellas reciban tratamiento antirretroviral (TARV) en forma sostenida,
  • 90% de quienes reciben el tratamiento logren una carga viral indetectable.

En Argentina aún falta mucho trabajo para lograr este objetivo ya que tenemos un 70% de personas con diagnóstico, un 81% se encuentra bajo TARV y sólo un 66% posee cargas virales indetectables.

EPIDEMIOLOGÍA

Se estima que en Argentina 122 mil personas viven con VIH, de las cuales el 30% desconoce su situación. El 81% de las personas que conocen su diagnóstico se encuentran en tratamiento antirretroviral. En 2017 alrededor de 5.500 personas contrajeron VIH en la Argentina, 6.500 fueron diagnosticadas con el virus (el 35% de ellas en etapas avanzadas de la infección), la tasa de transmisión perinatal fue del 5% y 1.500 personas murieron por causas relacionadas con el SIDA.

¿Cómo se Previene?
  1. – Vía sexual: se previene con el uso del preservativo de manera correcta y consistente, es decir, durante toda la relación sexual ya sea vaginal, anal u oral. li>
  2. – Vía sanguínea: se previene evitando el contacto con sangre. No intercambiar o compartir agujas ni jeringas. Controlar todo procedimiento que incluya algún corte o punción (pinchazo).
  3. – Vía perinatal: se previene controlando los embarazos con seguimiento médico.
  4. – Conociendo tu estado serológico: Saber si estás infectado con el virus es fundamental para recibir ayuda y tratamiento médico.

 

HACERSE UN ANÁLISIS DE HIV ES FUNDAMENTAL PARA SABER SI ESTAS INFECTADO Y, SI ES ASÍ, TENER EN CUENTA QUE PODES TRANSMITIR EL VIRUS A OTROS. TAMBIÉN ES IMPORTANTE PARA RECIBIR AYUDA MÉDICA, PUES EXISTEN TRATAMIENTOS CON DISTINTAS DROGAS PARA RETARDAR EL DESARROLLO DE LA ENFERMEDAD Y MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA. Y, POR ÚLTIMO, PARA EVITAR LA TRANSMISIÓN AL BEBÉ EN CASO DE EMBARAZO.

¿QUÉ ES Y CÓMO SE HACE EL TEST DE HIV?

El test o prueba de HIV es la única forma en que una persona puede saber si tiene HIV o no. Es un análisis de sangre que se llama ELISA de 4º GENERACIÓN y en ciertos casos necesita de análisis suplementarios confirmatorios. Este test detecta simultáneamente la presencia del antígeno P24 del HIV-1 y de los anticuerpos anti-HIV-1 y anti-HIV-2. Los anticuerpos contra las proteínas del HIV que indican la presencia de una infección por HIV pueden encontrarse en suero dentro de 6-12 semanas tras contraer la infección. Con la detección del antígeno p24 del HIV-1 en muestras de sangre de pacientes recientemente infectados con una alta carga vírica, el HIV consigue determinarse alrededor de 6 días antes que con ensayos de anticuerpos tradicionales. Una persona que vive con HIV puede no presentar ningún síntoma. Estar infectado, no es lo mismo que tener SIDA (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida: Es la etapa avanzada de la infección causada por el VIH que predispone a las personas a desarrollar enfermedades oportunistas, aprovechando la caída de las defensas).

Un resultado negativo significa:

Que no se encontraron anticuerpos contra el HIV ni el antígeno P24 en tu sangre. Para estar seguro del resultado de tu análisis debes esperar 1 mes después de la situación en la que pudiste haberte infectado. Siempre se recomienda hacer dos análisis para mayor seguridad en el caso del negativo.

Cualquiera sea su resultado:

No tengas relaciones sexuales sin preservativos. No dones sangre si pudiste haber estado en contacto con el HIV. Si consumís drogas, y no puedes dejar de hacerlo, no compartas jeringas ni agujas.

Un resultado positivo significa:

Que se encuentran anticuerpos HIV y el antígeno P24 en tu sangre. Pero que tengas el virus HIV no significa que tengas SIDA. Pero sí implica que podes infectar a otra persona si mantienes relaciones sexuales sin protección (sin preservativo) o por contacto directo de sangre con sangre o secreciones genitales. Por lo tanto, es imprescindible que siempre te protejas en tus relaciones sexuales para no correr riesgo de reinfección. Esto significa que debes evitar que el HIV vuelva a ingresar en tu organismo. Si tienes el virus HIV, podrás continuar con tus actividades cotidianas. En caso de quedar embarazada y no recibir la atención médica adecuada, podes transmitir el virus a tu bebé antes de nacer, durante el parto o al amamantarlo. En caso de no recibir atención médica, uno de cada tres bebés que nacen de una mujer infectada puede desarrollar SIDA.

Vos tambien podés sumarte a la lucha contra el sida. Apoyamos a la Fundación Huesped con esta difusión.

Ingresá a www.huesped.org.ar

Deja un comentario

Menguelle 801, Cipolletti, Río Negro

Laboratorios

Laboratorios

(0299) 477-4488

idacsecretaria@idac-laboratorios.com.ar

Resultados Online

Resultados Online

Ingresar